Me preocupo demasiado.

Me quiero sentir libre de obligaciones y responsabilidades. No puedo mas. Libre albedrío. Como estar tranquila y relajada.

“Soy mujer y me preocupo demasiado. Me preocupo por todo. Me preocupo por mi, por los demás, por mis hijos, por mi pareja. Estoy constantemente en alerta y en tensión…a la expectativa de que pase algo para que yo me pueda preocupar más.” Este podría ser un pensamiento común a muchísimas mujeres. La maestría para la excesiva preocupación nos la dan de serie…junto con nuestros genes de “madres de todos”. Sí, porque muchas veces sin darnos cuenta lo que hacemos es recubrir el rol de madre de cualquier persona o animal que nos encontremos. La mujer tiene un rol biologico claro según su naturaleza, pero lo que no tiene es la obligación. Como todos los seres vivientes tiene el libre albedrío de decidir como canalizar su energía, o en algunos casos como desperdiciarla regalandola a los demás. ¿Te has encontrado alguna vez en una posición de responsabilidad que no querías o que simplemente ni te has dado cuenta de como la conseguiste? Las mujeres tenemos la tendencia a sobrecargarnos de responsabilidades que no nos conciernen, aunque a veces no lo veamos porque ciertas obligaciones se esconden detrás del muro del “no tengo otra opción, o hay que hacerlo, o es lo que toca”. Si miramos detalladamente cada situación con apertura mental, nos damos cuenta de que en realidad es mucho mas sencillo de lo que creemos. Si entendemos que la mayoría de las veces nuestros ojos tienen un velo compuesto por todas las creencias que nos han enseñado desde pequeños y que no nos permite ver la realidad de forma objetiva, entonces entenderemos también de que “sí, hay otra opción; no, no hay que hacerlo y no, no es lo que toca.” Cuando empezamos a dedicar nuestra vida a cuidarnos y a querernos y respetarnos a nosotras mismas, las obligaciones empiezan a tener otro color y disminuyen. Porque si me respeto, decido lo que quiero hacer y lo que no. Soy libre y actúo con libertad. Muchos confunden la libertad con el egoismo, pero te lo planteo de otra forma. ¿Que hay detrás de una excesiva carga de responsabilidad y preocupación? De verdad lo hacemos porque somos tan altruistas y tan magnánimos? o puedes ver en ti una necesidad disfrazada de altruismo, una necesidad de atención que creemos de forma inconsciente obtener gracias al rol de “víctima” en el cual secretamente nos instalamos detrás de las responsabilidades. Tengo una buena noticia para ti: eres libre! Eres libre de cualquier obligación o responsabilidades que no elijas simplemente cargarte, nadie puede obligarte a hacer  nada si tu no quieres. Así que empieza a empoderarte de tu libre albedrío y haz solo lo que realmente desees! Verás como tu vida empieza a cambiar por completo y tú a sentirte mejor, más ligera y más libre!

 

Lorena Giocasta

Terapeuta energético-emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *